ALARMA MUNDIAL: FRENTE A LA VARIANTE ÓMICRON, LA OMS SUGIERE CANCELAR FESTEJOS DE NAVIDAD

52

Ante el resurgimiento de las infecciones de coronavirus en todo el mundo y la virulencia de la variante Ómicron especialmente en Europa, la Organización Mundial de la Salud llamó a tomar conciencia de la gravedad de la situación a pocos días de las fiestas de Navidad y fin de año. «Es mejor cancelar las celebraciones ahora y celebrar la vida mañana, que celebrar hoy y estar de luto mañana», disparó el titular de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus

El coronavirus no da tregua en Europa y la nueva variante podría complicar las próximas semanas a lo largo de todo el globo.

“Esto es muy serio y estamos muy preocupados”, recalcó Tedros, quien agregó que las investigaciones que indicarían que la nueva variante causa una enfermedad más moderada que la variante Delta (predominante en el mundo) podrían no ser representativos. Alerta: antivacunas terminarán contagiándose “sí o sí” de coronavirus Por ello, Tedros pidió a los gobiernos que tengan máxima precaución en las próximas semanas y eviten eventos con presencia de mucha gente.

La propia OMS confirmó este lunes que hay fuerte evidencia de que las personas vacunadas contra el covid-19 o aquellas que se infectaron en el pasado pueden contraer de igual forma la variante Ómicron. El principal responsable de la OMS explicó que la información que se está analizando indica que esta variante circula de forma más rápida que las anteriores.

El 31 de diciembre se cumplirán dos años desde que la OMS recibió la primera notificación sobre casos de una neumonía de tipo desconocido detectados en China, que resultaron estar siendo causados por un nuevo coronavirus que ha provocado hasta ahora 5,5 millones de muertes y 272 millones de casos alrededor del mundo. Solo en España los casos de Ómicron ya son casi la mitad de los contagios en el país: pasando del 3,4% al 47,2% en una semana.

Tedros sostuvo que si el mundo quiere acabar con la fase aguda de la pandemia en 2022 debe resolverse el problema de la desigualdad entre los países en cuanto al acceso a las vacunas, test y tratamientos.

En ese sentido, planteó que el objetivo común debe ser que para mediados del próximo año se haya vacunado al 70% de la población de cada país (un objetivo que ya se había planteado para este fin de año y que hoy resulta inalcanzable).