Boca avanza en la renovación con Salvio y espera por Benedetto

61

Boca comenzó hoy la negociación por la renovación del contrato con Eduardo «Toto» Salvio, que se termina a mitad de esta temporada, y espera por la llegada de Darío Benedetto, proveniente de Elche, de España, en los próximos días.
El Consejo del Fútbol, que forman Juan Román Riquelme -vicepresidente-, Marcelo Delgado, Raúl Cascini y Jorge Bermúdez, se juntó con el representante del futbolista y terminaron con optimismo este primer acercamiento.
En el mismo se encontraron con que el deseo de Salvio es quedarse en la institución de la que es hincha desde chico y con la que quiere sacarse la espina de ganar la Copa Libertadores.
Las reuniones se mantendrán durante algunas semanas, ya que la idea es presentar primero a los refuerzos, como Darío Benedetto y Nicolás Figal, ambos cerrados de palabra, e intentar el regreso de Guillermo ‘Pol’ Fernández (Cruz Azul de México) al que le quieren comprar el pase por 2 millones de dólares.
En principio, Benedetto arribará al país mañana por la mañana en un vuelo desde Madrid, la capital española, para sumarse al plantel tras sus pasos por Francia y España.
“Dije que volvería a Boca Juniors de una manera u otra y ya cumplí mi palabra: siempre seré hincha de ese club y ahora se me ha dado la oportunidad de regresar como jugador al club que amo”, afirmó Benedetto en una nota con Onda Cero de España.
Según trascendió en los últimos días, el contrato se firmará hasta diciembre del 2024.
La situación es diferente con ‘Pol’ Fernández, que con esta dirigencia terminó yéndose a Cruz Azul por problemas puntuales con Riquelme y por eso hablaron ambos en los últimos días para limar diferencias personales.
Luego de ese llamado telefónico por parte del ídolo «xeneize», el mismo futbolista dio el visto bueno para que negocien de club a club y Boca emitió en las últimas horas una oferta de 2 millones de dólares para hacerse del pase del volante.
Una de las claves es la buena relación entre las instituciones, con Delgado -exjugador de ambos- como interlocutor, y la otra es que Fernández tiene solamente seis meses de contrato por lo que dentro de poco saldría en condición de libre.
De esta manera, Boca podría cerrar un nuevo refuerzo por menos de la mitad de lo que pidieron en diciembre de 2020 cuando estalló el conflicto entre el futbolista y el club por la continuidad del jugador, que estaba a préstamo.
Fuente: Télam.