El príncipe Andrés cerró sus redes sociales por la denuncia de abuso sexual

57

Luego de que renunciara a los cargos honoríficos otorgados por la reina por ser acusado de agresión sexual en el marco del caso Epstein, la familia real indicó que el duque de York “seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defenderá en este caso en calidad de ciudadano privado». El príncipe Andrés, hijo de la reina británica Isabel II y duque de York, desactivó este miércoles algunas de sus cuentas en las redes sociales, en medio de la demanda civil en Estados Unidos por presunta agresión sexual en el marco del llamado caso Epstein.
En la cuenta Twitter del príncipe Andrés aparece ahora un mensaje que dice «Esta cuenta no existe».
Su perfil de YouTube también aparece con un mensaje de error.
Las páginas de Instagram y Facebook del príncipe parecen seguir abiertas, aunque la de Instagram está configurada como privada, informó la agencia de noticias AFP.
Sin embargo, según una fuente cercana al príncipe citada por el medio local Daily Mail, estas cuentas también fueron eliminadas y ya no están activas. Esto sucede luego de que la semana pasada Andrés haya renunciado a los cargos honoríficos otorgados por la reina.
“Seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defenderá en este caso en calidad de ciudadano privado», indicó la familia real a través de un comunicado.
La referencia a “este caso” del comunicado es el que tiene que ver con una denuncia en Nueva York por agresiones sexuales, en 2001, a una mujer que por entonces tenía 17 años, parte todo de un escándalo que incluye el suicidio del financista estadounidense Jeffrey Epstein y la condena a su expareja y amiga Ghislaine Maxwell, culpable de tráfico de menores con fines sexuales.
El príncipe niega las acusaciones, pero perdió un intento de desestimar la demanda civil.
Andrés se retiró de la vida pública como miembro de la realeza en 2019 luego de una entrevista con la cadena británica BBC, en la que trató de reivindicarse de la acusación.
En este contexto, una tradicional prueba hípica británica, the Duke of York Stakes, cambiará de nombre para evitar cualquier relación con el príncipe Andrés.
Además, una comisaría de policía de Devon, en el sur de Inglaterra, retiró una placa que decía que había sido inaugurada por el Duque de York, alegando una queja de un miembro del público.