Marilu Quiroz “Un pueblo libre respeta las instituciones”

138

La diputada Nacional Marilu Quiroz manifestó su rechazo a la marcha convocada por un sector del oficialismo para el 1ro de febrero en contra de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el poder judicial en su conjunto manifestó la gravedad institucional que implica esto pidiendo prudencia y respeto a la división de poderes.
La legisladora nacional manifestó en un extenso documento su posición ante la marcha contra la Corte Suprema de Justica de la Nación “Desde la recuperación de la democracia, la sociedad percibió que reconquistaba derechos y que podía reclamarlos fue entendiendo la importancia que tiene en sus vidas cotidiana que existan bases solidas de instituciones libres e independientes. Arrastrados por estos cambios el poder judicial no fue ajeno a esto y tomó un rol decisivo en el futuro de nuestro país.
En un escenario de creciente judicialización de la vida política y social es inevitable que existan desacuerdos como se da en los otros poderes del estado pero la historia institucional nos reclama hoy más que nunca proteger cada una de nuestras instituciones ya que el peligro que conlleva la intromisión es más delicado y con un coste institucional gravísimo para la república.
En este momento debemos mirar al futuro y para ello tener en cuenta que el desarrollo de nuestro pueblo y fortalecimiento de las instituciones sólo es sostenible en el mediano plazo con un adecuado marco institucional que garantice reglas claras previsibilidad y equidad, lo que subraya la importancia decisiva del Poder Judicial en el diseño de la Nación que queremos.
La justicia padece de una crisis de confianza por parte de la ciudadanía que es necesario revertir con urgencia por eso se debe dar a través de medidas adecuadas, atento al delicado rol institucional que ejercen los jueces como garantes de los derechos de todos los argentinos.
Es necesario de una vez por todas los que tenemos un grado de responsabilidad en la vida de las instituciones alzar nuestras voces y pedir al poder ejecutivo y al oficialismo prudencia en su accionar el modelo de nuestra nación que los fundadores de la patria eligieron es descentralizado e independiente y debemos seguir siendo así ese es el camino que nos va a llevar a la prosperidad de nuestro pueblo.
Debemos dejar de lado el modelo concentrado que presupone que la verdad solo tiene un espacio en este caso el oficialismo que intenta crear fantasmas enemigos constantes como ser el poder judicial y los medios de comunicación esto produce en la sociedad un antagonismo constante una sociedad de opositores permanentes.
De allí que por el interés del oficialismo de atacar hoy al poder judicial para así presionar a los jueces a fallar a favor de un sector del poder político y no a favor de cada uno de los argentinos solo se logra no llegar a un acuerdo consensual tan reclamado por el pueblo y que esto solo genere que esas decisiones desestabilicen las políticas de estado.
La refundación constante de las políticas de estado genera reiteradas crisis. Es evidente que la inestabilidad de las instituciones que este gobierno quiere generar por la falta de acuerdos básicos como ser el respeto de la Justicia sus jueces y la Corte Suprema de Justicia de la Nación nos lleva a crisis aún mayor de la que tenemos y esto es uno de los aspectos que se debe solucionar.
De la constitución nacional surge un contrato social entre los ciudadanos que deciden vivir en una sociedad más justa y los poderes del estado que deben ejercer su mandato siempre dentro de lo que la carta magna establece y la regla fundamental es la división de poderes.
Los conflictos no se solucionan con avasallamientos ni presiones los datos históricos de nuestro país nos demuestran que ese no es el camino se necesita transitar por un diálogo y consensos para seguir construyendo nuestra democracia que tanto sufrimiento de nuestro pueblo nos costó.
Los jueces de la república deben ser un identificador de los consensos de una sociedad siempre en base a las leyes y los otros poderes deben respetar esto es la premisa fundamental del poder judicial como contralor de que se cumpla la ley.
Llamo a la cordura a todo el oficialismo que dejen de ejercer presión y que , respeten las decisiones judiciales cualesquiera fueran éstas y finalizar los ataques permanentes contra la Corte Suprema de Justicia, sus integrantes y los tribunales inferiores. Nuestro país ya a sufrido mucho necesitamos seguridad institucional y jurídica para mejorar la vida de todos es nuestra obligación como espacio político con responsabilidad institucional desde el espacio político que soy parte repudio la marcha del 1 de febrero en contra de un poder del estado seamos responsables pensando en el futuro de cada uno de los argentinos que confiaron en nosotros.” culminó Marilu Quiroz