Incendios en Corrientes: una tenue lluvia llevó algo de alivio, pero aún hay 17 focos activos

136

Según el Servicio Meteorológico Nacional, podría haber más precipitaciones durante los próximos tres días. Ya se quemó un 10% de la superficie del territorio provincial.

Una tenue lluvia registrada en horas del mediodía en el interior de Corrientes trajo algo de alivio para quienes están luchando contra el avance del fuego, que ya arrasó con al menos el 10% del territorio provincial. Mientras tanto, la provincia sigue recibiendo colaboración de distintas partes del país, incluso también desde Brasil, con bomberos y equipamiento, para tratar de controlar los 17 focos que continúan activos.

“Se empiezan a registrar lluvias en el interior de la provincia, en las zonas norte, centro y sur. Esperamos que el tiempo nos siga acompañando”, expresó el gobernador Gustavo Valdés, a través de redes sociales.

Si bien la cantidad de agua caída hasta el momento fue muy poca, se espera que en los próximos días las precipitaciones se den con milimetrajes más importantes. Por lo pronto, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipa precipitaciones en la zona del Litoral para este lunes 21 de febrero e indica que que podrían extenderse durante toda la semana. Según señaló el organismo, la llegada de chaparrones sofocarían las llamas y provocarían un descenso de la temperatura.

Mientras tanto, distintas dotaciones de brigadistas intentan controlar las llamas que, en el día de hoy, llegaron a la ciudad de Santo Tomé, donde ya hay personas evacuadas. De acuerdo con los diarios locales, Santo Tomé había sido designada como prioridad por ser un territorio con gran cantidad de casas. Sin embargo, el fuego avanzó y pasó el perímetro.

En Corrientes, el calor no da tregua. La provincia se encuentra bajo un alerta por temperaturas máximas de entre 37 y 40 grados en todo el norte, lo que es considerado un agravante del complicado cuadro de incendios rurales que está fuera del control y que se extendería hasta marzo. Hasta el momento son 11 las provincias que colaboran para frenar las llamas y está previsto que Tucumán concrete en los próximos días la ayuda anunciada. Desde Brasil, también mandaron refuerzos.

“Gracias, en nombre del pueblo correntino, al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; al senador, Luis Carlos Heinze; al gobernador de Río Grande Do Sul, Eduardo Leite; y al alcalde de São Borja, Eduardo Bonotto, por ayudarnos con diversos recursos para enfrentar los incendios”, agradeció Valdés desde su cuenta de Twitter.

A los más de 600 socorristas argentinos, entre bomberos voluntarios y brigadistas capacitados en incendios forestales, también se sumaron 100 efectivos de las Fuerzas Armadas y del Ejército Argentino, personal del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (Snmf) y 1.500 bomberos voluntarios y policías locales, según detalló la Dirección de Defensa Civil.

Además, a través del Ministerio de Ambiente provincial se está articulando con el gobierno correntino para enviar equipos de biólogos y veterinarios, así como caniles y medicamentos, sueros, destinados a los procesos de salvataje de la fauna silvestre desplazada de sus hábitats naturales por los incendios, según informó esa cartera provincial. En ese sentido, equipos expertos de la Dirección de Biodiversidad y el Centro de Atención a la Fauna Autóctona de Jujuy, que dependen de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Biodiversidad, se sumarán a los trabajos que en este sentido realizan los profesionales del Gobierno de Corrientes.

Sin embargo, la ayuda no es suficiente y el fuego ya consumió 850 mil hectáreas. “Hoy está colaborando muchísima gente. Hay bomberos de toda la Argentina y ayer entraron bomberos de Brasil a la zona de Santo Tomé porque los incendios no solo están en el Estero del Iberá y alrededores sino también en los campos, las plantaciones y las cañadas”, precisó a TN Walter Drews, intendente del Parque Provincial Iberá.

“Está colaborando todo el país pero no alcanza para resolver el problema”, se lamentó Drews, quien describió que hay frentes de fuego de hasta 4 km que son muy difíciles de combatir porque hay campos donde se complica el acceso.

El intendente del Parque Provincial Iberá recordó que los primeros incendios arrancaron hace un mes y que las condiciones climáticas complicaron aún más la situación. “Está todo muy seco y cualquier cosa puede producir un incendio. Venimos de una sequía muy grande, de dos años sin lluvias regulares”, señaló, al confirmar que actualmente hay 17 focos activos.

Corrientes tiene un promedio de entre 800 y 1.000 milímetros de lluvias anuales, pero en 2020 fue de 200 el total anual y en 2021 muy similar y en los próximos días, de altísimo calor, el pronóstico indica que podrían precipitarse entre cinco y 10 milímetros en algunas regiones y eso no contribuye en nada para frenar el fuego.

Desde su cuenta de Twitter, el gobernador Gustavo Valdés confirmó que también le pidió ayuda a EE.UU. “Corrientes necesita de más recursos para superar la emergencia ígnea, por eso solicité la colaboración de Estados Unidos, a través de su embajador en Argentina, Marc Stanley”, admitió luego de que el presidente Alberto Fernández le prometiera ayuda económica a Corrientes.

A pesar de la asistencia que la provincia recibe de los ministerios de Agricultura, del Interior y de Defensa, no se logra controlar el incendio y no solo preocupa la destrucción de la flora y la fauna provincial sino también las pérdidas de puestos de trabajo y la producción agrícola.

“La gente que trabaja en esos campos se va quedando sin trabajo, se viene el invierno y no va a haber cosecha. Los ganaderos ya venían con sequía y el problema va a acentuarse en el invierno cuando no tengan cosecha para levantar”, pronosticó Drews.

Al ser consultado sobre los ciervos y yaguaretés, entre otras especies, que abandonan sus hábitats por culpa de los incendios, Drews dijo que “no hay mucho por hacer” y que “la única solución es que llueva”.

Entre los medios aportados por el Ejército y la Fuerza Aérea, se destacan: 1 avión Cessna 182, 1 helicóptero Bell 412, 1 helicóptero UH-1H; equipos de Comunicaciones de radio y satelitales; 2 Unimog Comunicaciones; 2 remolques, y un remolque tanque de agua; 2 cisternas para transportar agua; 5 piletones para acopiar agua; 2 remolques para transporte de líquidos; 3 camionetas 4×4; 7 vehículos livianos Hummer; 2 Unimog 416; 1 ómnibus Sprinter; y un camión mediano Iveco volcador.

También se aportaron dos cocinas de campaña con sus correspondientes cocineros para alimentar a los brigadistas y al personal involucrado en los dos campamentos que se instalaron en las localidades de Loreto y Galarza.

En tanto, algunas versiones, abonadas incluso por el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, indicaron que muchos de los incendios forestales fueron iniciados intencionalmente, y la Fiscalía Ambiental provincial dispuso la detención de un hombre que estaría vinculado al inicio de unos de los focos aún activos.

En el grave contexto, las autoridades aguardan con ansias la llegada de lluvias para que, poco a poco, se puedan ir apagando los distintos focos de incendio que continúan activos desde hace varias semanas.
INFOBAE.-