Capitanich y la sarasa de la tarifa social

106

*Por Carim Peche | En el mensaje ofrecido con motivo de la apertura de un nuevo período de sesiones legislativas el gobernador Jorge Capitanich omitió hacer referencia a temas centrales que impactan en la calidad de vida de los chaqueños. En esa seguidilla de “olvidos”, no dijo una palabra sobre la situación de Secheep, empresa provincial de energía que hasta 2007 era superavitaria y brindaba un servicio de excelencia, y que tras 15 años de gestión de este gobierno está quebrada, desfinanciada, endeudada y ofreciendo un pésimo servicio a pesar de cobrar una de las tarifas más caras del país.

Es así que, entre cortes de luz y promesas de tarifa diferencial para la provincia, los usuarios empezamos a recibir las facturas de los períodos 1 y 2 con aumentos que oscilan entre el 60 y hasta el 100%, muy lejos del 25% que había anunciado el gobierno provincial. A la hora de fundamentar tremendo tarifazo, invocan las Resoluciones 105/22 de la Secretaría de Energía de la Nación y 179/22 del Ministerio de Planificación de la provincia, en ambas se establece que el nuevo cuadro tarifario entrará en vigencia a partir del 1° de marzo, es decir período 3, ergo, no solo nos mienten, también nos estafan.

Chaco es la provincia con los peores indicadores del país: 53% de pobres, 17% de indigentes, los salarios no cubren el costo de la canasta básica y la tasa de inactividad laboral es la más alta del país entre otras estadìsticas, ante esta dura realidad, el gobierno elige profundizar la crisis golpeando fuerte el bolsillo de las familias chaqueñas.

Los tarifazos, los cargos fijos y cargos tarifarios se aplican con el único objetivo de tapar los agujeros del desmanejo que este gobierno hace del dinero de los usuarios, a quienes todos los meses se les cobra la factura pero luego no se paga a Cammesa ni se hacen las inversiones necesarias para mejorar el servicio. En 2019 aprobamos un crédito en la Legislatura para pagar la deuda de $4200 millones con la mayorista. Hoy nuevamente se le debe cerca de $20.000 millones. Nadie sabe que hacen con el dinero de los usuarios.

Por eso digo que este gobierno “elige”, porque es perfectamente posible evitar los aumentos, incluso bajar la tarifa y no aumentarla. Se puede hacer mediante una administración transparente, ordenada, exigiendo que todos los organismos públicos paguen la factura de luz que hace años no pagan, el dinero alcanza y sobra. Hace muchos años que los chaqueños cargamos sobre nuestras espaldas las consecuencias de las promesas incumplidas de Capitanich, a las que ahora suma la sarasa de la tarifa diferencial.

No podemos dejar de mencionar como corresponsables de esta situación a todos aquellos que se rasgan las vestiduras culpando de todos los males al gobierno nacional anterior, son los mismos que hoy hacen oportuno silencio frente a un nuevo tarifazo en el costo de la energía. Al que le quepa el poncho que se lo ponga.

Los chaqueños merecemos ser respetados, tenidos en cuenta, escuchados, dignificados. Merecemos vivir mejor. Por eso no voy a dejar trabajar por una provincia libre, inclusiva, diversa, un Chaco de iguales en el que todos tengan las mismas posibilidades. Estamos cerca, podemos lograrlo.

(*) Presidente Interbloque de Diputados U.C.R