YPF aumentó hasta 11,5% sus combustibles en todo el país y se suma a las subas de otras dos petroleras

16

Con este incremento, la nafta acumula en lo que va del año un alza de hasta el 31%.
YPF subió este lunes hasta un 11,5% los precios de la nafta y el gasoil que vende en el país, siguiendo al ajuste realizado por las principales comercializadoras durante el fin de semana.

Se trata del tercer incremento de los precios de los combustibles en el 2022, que acumulan en el año una subida del 21% para la variedad súper y supera el 40% para los productos premium.
Según explicó la petrolera en un comunicado, el aumento «permite evitar que se siga ampliando la brecha de precios ya existente con la competencia. Previo a este aumento, la misma se ubicaba entre el 7 y 12 % y provocaba un incremento de demanda hacia la red de YPF, generando importantes quiebres de productos en todo su sistema».
El domingo, Axion y Shell incrementaron los precios de los combustibles entre un 10,5% y un 12% promedio.
A diferencia de anteriores oportunidades, en las que YPF era la primera en subir los precios y luego era seguida por las demás compañías, la firma con mayoría accionaria estatal modificó los valores 24 horas después de que las dos petroleras privadas comunicaron un incremento de 11% promedio.
El aumento aplicado este lunes es de un 9,5% para la nafta súper y un 9,9% para el gasoil común, mientras que en el caso de la nafta premium la subida es de un 11,5% y de un 13,9% para el diesel premium. Esto hace que el incremento de precios aplicado por YPF sea del 9% promedio país.
En Ciudad de Buenos Aires, los combustibles de YPF pasarán a costar (en todos los casos por litro): $ 120,30 la nafta súper; $ 147,30 la variedad Infinia; $ 113,40 el gasoil; y $ 145,90 el diésel premium.
En el caso de Axion, en las estaciones de servicio porteñas su nafta súper se vende a $ 122,7 por litro; la nafta Quantium a $ 150,2; el Diésel X10 a $ 120,3; y el Quantium diésel a $ 144,3.
Y para Raizen-Shell, la nafta Shell V-Power pasó a costar $ 149,5 el litro; la nafta súper, $ 123,2; la Shell V-Power diésel, $ 145,2; y la Shell Evolux Diesel, $ 118,2.
YPF explicó que el mes pasado hubo una demanda muy alta de combustibles, en especial del gasoil, cuando se alcanzó «el mes de mayor demanda de la historia», y destacó que fue la compañía que «más esfuerzos realizó para garantizar la oferta, incorporando el 75 % del volumen adicional requerido en abril vs. marzo ´22».
La nueva suba en los surtidores, tercera en lo que va del año, se da en medio de una escalada de los precios internacionales del petróleo, que encarecen los costos de importación de naftas y gasoil premium, entre otros.
Además, en nuestro país hay una mayor demanda de combustibles en comparación a los dos años anteriores, cuando las restricciones por la pandemia de coronavirus restringieron la circulación de las personas, algo que produjo un desfasaje de costos debido al impacto de la inflación.
En tanto, esta semana el Índice Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundirá la cifra de inflación de abril, que según las estimaciones de analistas privados se ubicará nuevamente en torno al 6%. En marzo, el Índice de Precios al Consumidor registró un alza del 6,7%, y en el año acumula una subida del 16,1%.
«Luego de este ajuste continuaremos monitoreando la evolución de las variables que inciden en la formación de precios, el comportamiento de la competencia, teniendo siempre en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país y la realidad internacional», concluyo YPF en su comunicado.
CLARIN.-