Aseguran que en el Chaco opera la célula de una violenta organización narco

32

Indicaron que «fueron detectadas en la Unidad Federal 7 de Resistencia y en el penal de Coronda, Santa Fe». Hay más indicios.
Desde hace años, tanto fuerzas de seguridad comofuncionarios judiciales trabajan para evitar que se instalen en el Chaco y en el país las grandes organizaciones narco, que se hicieron conocidas por la violencia usada pare defender o conquistar territorios.

Y como su principal territorio de acción son las cárceles, son difíciles de detectar, pero la presencia de algunos tatuajes o las comunicaciones intervenidas permiten descubrir las nuevas células.
Aparentemente una de estas dos herramientas permitió detectar que una célula del Primer Comando Capital (PCC) opera desde la U7, lugar donde están alojados peligrosos presos, muchos de ellos ligados con el narcotráfico.
En tal sentido, en la edición de ayer del diario La Nación, se destacó que «ya se confirmó su presencia en la Argentina: se detectó que en la Unidad Federal 7 (U7) de Resistencia, Chaco, y en el penal de Coronda, en Santa Fe, hay células activas de PCC».
El párrafo forma parte del informe elaborado por el periodista Germán de los Santos sobre el Primer Comando Capital y cómo funciona este grupo que desde hace años busca operar en el país.
Para darse una idea de la peligrosidad del PCC, solo basta con decir que es el mismo grupo que está acusado de asesinar, en Colombia, al exfiscal paraguayo antimafia Marcelo Pecci, mientras este estaba en su luna de miel.
Antes de que se publicara la noticia en La Nación, tanto informes como reportes periodísticos dieron cuenta de esta organización, que quiere controlar el tráfico por la hidrovía Paraná-Paraguay, principal ruta para exportar cocaína.
Por ejemplo, el informe de este año de la Procuraduría de Narcocriminalidad da cuenta de la lucha «contra la organización narcocriminal de alcance transnacional denominada Primer Comando de Frontera (PCF), la cual mantenía vínculos con las facciones de crimen organizado brasileñas conocidas como Primer Comando da Capital (PCC), Comando Vermelho y Bala Na Cara».
El informe menciona que «luego de los procesamientos dictados en septiembre de 2021 se requirió la elevación a juicio de nueve personas que integraron la estructura ilícita comandada por Néstor Fabián Rojas desde el interior del Complejo Penitenciario 1 de Ezeiza, donde se encontraba detenido por tres casos de homicidio, maniobras de narcotráfico y por elaborar un plan para atentar contra la vida de un juez de instrucción de Posadas».
A finales de mayo, en Infobae determinaron que «en los primeros tres meses de 2022 fueron arrestados nueve hombres con prontuarios criminales en Brasil y Paraguay. Todos cayeron porque fueron encontrados en controles vehiculares con documentos personales falsos, con cédulas de automotores adulteradas o con armas que no estaban autorizados a portar».
También debe notarse que en los últimos años aumentaron los allanamientos tanto en la U7 como en la U11 para revisar las celdas que usaban detenidos por causas relacionadas con el narcotráfico.
El último caso que tuvo publicidad estaba relacionado con una organización cuya base de operaciones está en Puerto Iguazú, pero las cabezas fueron alojadas con la colonia penal federal de Sáenz Peña.
DIARIO NORTE.-