ROMPIÓ EL SILENCIO LA DENUNCIANTE DE SEBASTIÁN VILLA

380

La joven de 26 años contó en una entrevista televisiva su versión de lo ocurrido la noche del 26 de junio de 2021. «Pensé que me iba a matar», dijo.

Rocío Tamara Roldán decidió detallar en una entrevista televisiva lo que la motivó a denunciar al futbolista Sebastián Villa por violencia de género, abuso sexual y tentativa de homicidio por un hecho ocurrido en junio de 2021.

«Pensé que me iba a matar. O que me iba a lastimar más todavía. Todo pensé”, recordó la joven de 26 años sobre esa noche.

“Fuimos a un asado, había amigos del plantel, fue normal. Siempre íbamos, fue algo normal. Pero él ya había tomado un poco y nos fuimos a su casa, seleccionamos poquitas personas. Ya me tiraba algún comentario machista. Yo estaba bien, me fui contenta, estaba con la que persona en la que confiaba”, inició contando Tamara en diálogo con Telenoche.

Y siguió relatando: “Sentí miedo. Porque no sabía qué me iba a hacer él. Me esperaba lo peor. me di cuenta y lo sentía. la sensación de tenerlo arriba mío no me la puedo olvidar. Entonces tenía mucho miedo, no tenía fuerzas para nada. ya había gastado toda la fuerza que tenía”.

Sobre lo difícil que le resultó escaparse, la joven explicó: “Yo quería salir todo el tiempo, pero si no me calmaba no podía salir. Si no dejaba de llorar o de hacer drama, como dice él, no podía salir. Me costó parar de llorar en un momento. Yo sabía que no me podía ir si no me calmaba como me decía él. Después de todo eso él me abrazaba, que le diga si lo quiero, que nosotros íbamos a estar juntos, que él me quería. Queriendo convencerme que no había pasado nada. Me lavé la cara, pero salí demacrada”.

“Tenía un dolor físicamente, salí muy mal de ahí en todos los sentidos»

Al otro día, Tamara fue a la guardia del Hospital Penna, donde le confirmaron que había sido abusada sexualmente. “Cuando voy a la ginecóloga de guardia, yo no quería contarle nada, solo quería que me medique. Me dijo que si no le contaba nada no podía trabajar. Cuando me revisó se dio cuenta sola. Me vio todo el cuerpo también. Me preguntó si había sufrido una violación porque tenía signos de que eso pasó”, recordó.

“Te violaron mamita? Podés contar conmigo”, le preguntó la médica. “Me quebré porque era la primera vez que lo asumía. Lo peor es que era mi pareja, la persona con la que estoy. Nadie tiene derecho a lastimarte”, contó Tamara.

“Dañó mi vida entera. No hay forma de que una pueda olvidarse. Duele mucho porque, a pesar de que pase el tiempo, el dolor sigue siendo igual. Entonces es muy difícil contarlo”, sostuvo.

En la denuncia, Doldán acusó a Sebastián Villa de hacerle una escena de celos y luego encerrarla en su habitación para abusar sexualmente de ella e intentar sofocarla.

La joven presentó como prueba un chat donde Villa le pedía disculpas, justificando su accionar porque había «tomado mucho». Asimismo, Tamara aseguró que el futbolista le envió 5.000 dólares para que no realice ninguna denuncia, dinero que la presunta víctima no aceptó.

«Yo estaba muy nerviosa, estaba muy presionada por el teléfono, porque desde el entorno de él (por el futbolista Villa) estaba amenazada, me llamaban todo el tiempo, me dejaban mensajes, con amenazas, con pedidos de que no vaya al médico. Todos trataban de comunicarse conmigo para que salga de ahí urgente», dijo respecto a las llamadas intimidantes.

Fuente:datachaco